Zoela, by Cepas de la Culebra

Wine Club Logo

Nombre

Zoela es un guiño a nuestros orígenes, y a los orígenes más ancestrales y lejanos de nuestra uva más característica: la mencía.

Zoela es el nombre de un pueblo que vivió en nuestra tierra durante la época de los Celtas. Los Zoelas eran parte de la tribu Celta de los Astures, y ocuparon el territorio que hoy corresponde a Tras-Os-Montes (nor-este de Portugal) y el entorno de la Sierra de la Culebra en Zamora. A día de hoy existe una frontera que separa los pueblos en España y Portugal, pero para nosotros siempre ha sido una frontera difusa y líquida: Siempre ha existido comercio y se siguen manteniendo numerosas romerías de hermanamiento entre los pueblos de ambos lados de ‘la raya’. Abundando más en el tema, el idioma Mirandés (Hablado en la región fronteriza de Miranda do Douro y con rango de idioma cooficial en Portugal) y nuestro Alistano (El lenguaje tradicional de nuestra comarca, actualmente en desuso) son  muy parecidos y parten del tronco común de la lengua astur-leonesa.

Con respecto a las uvas, actualmente la teoría más aceptada del origen de la uva mencía es que proviene del nor-este de Portugal, de algún lugar perteneciente a la región donde en su día se ubicó el pueblo Zoela. Y al parecer, la mencía se extendió desde allí al resto de regiones colindantes.  

Cosecha

Cosecha 2021. El año comenzó de forma inesperada: nevando fuerte, muy fuerte, como hacía lustros que no nevaba. Cuando paró, se habían acumulado 40 centímetros de nieve en el lugar que menos había caído. Además, durante las siguientes dos semanas tuvimos unas temperaturas excepcionalmente bajas, todas las noches llegaron a 6 o 7 bajo cero y durante el día no superaron los 4 grados. Así, la nieve se convirtió en hielo. A este fenómeno meteorológico lo llamaron ‘borrasca Filomena’, y se recordará porque sumió en el caos a todo el país. No fue hasta bien entrada la tercera semana de enero cuando llegaron lluvias, subió la temperatura y la nieve se comenzó a derretir.

La primavera fue muy seca y suave, al igual que el verano. La diferencia de temperatura se dejó notar sobre todo en agosto, donde las máximas fueron de 35 muchos días y las mínimas nocturnas de 8 la mayor parte de las noches. Debido a que no llovió desde enero, las uvas no se habían podido desarrollar correctamente y a finales de agosto la viña tenía unas bayas muy pequeñas con una piel dura (La viña no se riega).  Pero todo cambió con dos borrascas que llegaron a principios de septiembre: La viña se surtió de agua y las uvas crecieron rápidamente hasta el tamaño que les correspondía. Los días soleados que siguieron ayudaron a balancear los azúcares y acidez de la fruta y se vendimió el día 20 de septiembre, justo un día antes de que llegara una fuerte borrasca.

Elaboración

Vino de autor, elaborado con uvas tintas del antiguo viñedo familiar (una sóla finca, subsuelo de pizarra negra), vendimiadas a mano y recogidas en cajas de 20 kg. Selección de racimos en viñedo. Despalillado y estrujado en el día de la vendimia y fermentado con levaduras seleccionadas en depósito semiabierto.

Variedades

Mencía (90%), tempranillo, garnacha tintorera.

Alcohol

13% vol

Notas de cata

Elegante, aterciopelado, fresco, muy mineral, con notas de fruta negra (moras) y roja con fondo floral y de monte bajo; cierta salinidad y calidez; ligeras notas especiadas de pimienta, agradable reminiscencia de cacao amargo; sabroso, amplio y persistente.

Recomendaciones de consumo

Decante el vino antes de consumirlo. Zoela marida muy bien con arroces, sushi, pulpo, carnes ligeras y guisos, también carnes a la brasa; pescados como salmón, bacalao o atún; quesos de intensidad media, jamón, lomo o platos de casquería.

Shopping Basket